Monthly Archives: marzo 2016

object(WP_Post)#5600 (26) {
  ["ID"]=>
  int(10954)
  ["post_author"]=>
  string(1) "1"
  ["post_date"]=>
  string(19) "2016-03-27 16:24:55"
  ["post_date_gmt"]=>
  string(19) "2016-03-27 14:24:55"
  ["post_content"]=>
  string(7704) "
orange godshop   Otoño de 2015 (3 años más tarde) El tiempo de la cosecha Algunas veces tengo la impresión de que aquí en la tierra soy una especie de jardinero que tiene la responsabilidad de cultivar unos árboles directamente importados del jardín de Edén. En lo que me concierne, son esencialmente artísticos. Sus frutos tienen gusto a buen humor y producen fe cuando se les muerde (¡sí, literalmente!). Esas maravillas, se las debo a Jesús, el Sol del Edén. Y sin una sesión cotidiana de bronceado a su lado, mis frutos carecerían cruelmente de vitaminas… ¡Cada uno de ellos requiere una atención constante y crece muy lentamente! Fíjense, por ejemplo, en el naranjo musical, ¡ha tardado por lo menos 5 años en dar su primer fruto en forma del CD: Saahsal (Rock alternativo)!, igual que el DVD, de sabor cítrico agridulce : Manshow. El Comicano (árbol del cómic), disfruta de mayores cuidados y por eso apenas tarda “un” año o dos en dar fruto. En cuanto a los frutos que crecen a la sombra de mis « citas en el bosque » (tomo 2), pronto estarán maduros. El “azar” ha querido que casi todos los frutos hayan madurado al mismo tiempo… ¡¡Lo nunca visto en el taller!! El enviado I Me encuentro regando un nuevo árbol de cómic que todavía es muy pequeño, cuando oigo el silbido del teléfono a mis espaldas. Probablemente sea porque todavía sigo inmerso en mi dibujo, que no opongo mucha resistencia a su extraña demanda. Al otro lado de la línea, un médico me propone una cita para consultarme acerca de “algo”. Bah, seguro que es un siquiatra en busca de un caso desesperado... Suena tan raro que me dan ganas de fregar los platos …(sí, porque lo hago charlando con Dios…). De repente me llega un pensamiento profundo acerca de mi interlocutor invisible que termina por aumentar mi curiosidad… vaya, vaya, vaya… se diría que Él está detrás de esta cita… Recibo muchas visitas en mi taller, les doy mi palabra de que a veces son más extrañas las unas que las otras… ( ¿podría ser que alguna de mis plantas exóticas esté impregnando el aire con algún producto alucinógeno?), pero esta, la recibo con una atención especial. El médico, un personaje relajado pero profundo, me explica que el Señor le ha ordenado crear un grupo destinado a sostener mi trabajo. Yo, en mi cabeza: - Señor, ¡¿entonces tú habías oído aquella petición…?! En respuesta al episodio de las Islas Canarias (http://protestantedigital.com/cultural/36593/Canarias_no_es_un_sueno), yo había hecho reeditar todo un palé de cómics en español que por el momento se contenta con cubrirse de polvo en un rincón de mi taller. Me creas o no, el médico embarcó 300 bajo el brazo teniendo como primera misión: darlos a conocer (!)   El enviado 2 Algunos días más tarde, estoy preguntándome como arreglármelas con esas cosechas múltiples e inminentes, cuando uno de mis amigos y consejeros se planta en el taller: - Alain, ¿Te acuerdas de tu cómic sin palabras? ¿Por qué no sale? Siento que hay que hacer algo, por eso lo he consultado con dos amigos (uno de ellos es el famoso médico) y juntos, hemos decidido financiar la impresión. Aquí tienes el dinero para una primera edición (5000 ejemplares)… - Señor, ¿estás de broma?¿Ahora? El tiempo de las respuestas Por fin he podido asistir al nacimiento de este cómic sin palabras así como al del grupo de apoyo Auderset que, por el momento, tiene como misión principal la difusión de éste. Después de esto (el teléfono me silba a menudo, incluso en mi apartamento), he tenido numerosas peticiones fuera de lo ordinario. Por ejemplo esta, que es especialmente significativa: - ¡Buenos días Alain, necesitamos tu ayuda! Queremos alcanzar con el mensaje del amor de Cristo a las prostitutas de nuestra ciudad. Como la mayoría de ellas no suele hablar francés sino otras lenguas extranjeras ¿No podrías hacer un cómic sin palabras? - ¡No me lo puedo creer! ¡si acabamos de editar uno! Qué gran bálsamo para mi corazón poder ver que todo había sido previsto por adelantado y que finalmente estoy participando en un proyecto que me supera en todos los sentidos. El silencio de estos años no era pues una cuestión de retraso ni de fracaso, sino una cuestión de estaciones. Solo el Señor de los tiempos los conoce realmente, se trate de nuestras vidas o de nuestros proyectos. Pase lo que pase, sigamos confiando en esa mano invisible en la que los hemos depositado. Algunos días más tarde, el cómic sin palabras salió rumbo a una asociación parecida que ayuda a las prostitutas de Ginebra (sin relación con la primera)… El libro también ha sido pedido para ser utilizado en centros carcelarios así como para otros proyectos sorprendentes. Esto continúa Han bastado tres semanas para agotar todas las reservas, pero gracias a un nuevo donativo, hemos podido reimprimir 7500 ejemplares (con las referencias bíblicas traducidas en 4 idiomas). Últimamente, ha sido encargada una edición especial para una misión suiza. Los ecos de las personas tocadas por este simpático librito comienzan a resonar en mis oídos…¡quizás se los pueda contar algún día! En I-tunes I book, étc. Otra cosa fantástica: mi cómic « Idées reçues » (« ¡Ay, Dios mío! » en español) igual que Robi, Marcel y Willy Grunch, está ahora disponible en versión numérica en francés, inglés, alemán y español... Con Saahsal www.saahsal.com, mi grupo de música, tocamos cada vez más a menudo en las altas esferas del rock…
¡Qué vuestras oraciones sean para nosotros un abono fertilizante sobre nuestra creatividad! pincha aquí, para ver este librito: http://www.auderset.com/es/bd-sans-parole
 parte 1   parte 2   parte 3  
" ["post_title"]=> string(42) "EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (cuatro parte)" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "le-maitre-des-saisons-partie-4" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2016-03-27 17:47:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2016-03-27 15:47:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(32) "http://www.auderset.com/?p=10954" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" ["post_title_ml"]=> string(174) "[:fr]Le maitre des saisons (partie 4)[:de]Der Herr der Jahreszeiten (vierter Teil)[:en]The Master of the Seasons – Part 4[:es]EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (cuatro parte) [:]" ["post_title_langs"]=> array(4) { ["fr"]=> bool(true) ["de"]=> bool(true) ["en"]=> bool(true) ["es"]=> bool(true) } }

EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (cuatro parte)

  Otoño de 2015 (3 años más tarde) El tiempo de la cosecha Algunas veces tengo la impresión de que aquí en la tierra soy una especie de jardinero que tiene la responsabilidad de cultivar unos árboles directamente importados del … More… More…

Posted in Blog | Comentarios desactivados en EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (cuatro parte)
object(WP_Post)#5601 (26) {
  ["ID"]=>
  int(10879)
  ["post_author"]=>
  string(1) "1"
  ["post_date"]=>
  string(19) "2016-03-14 16:57:06"
  ["post_date_gmt"]=>
  string(19) "2016-03-14 14:57:06"
  ["post_content"]=>
  string(8543) "coeur6 ok web

Línea de lleg.. ¡de salida!

La obra misionera en cuestión es un enorme terreno rodeado de césped por todas partes. Es un poco como si hubiesen querido poner esa moqueta omnipresente en el interior, también en el exterior. Pero también hay estanques artificiales y árboles rodeados de flores con tanto cuidado que se diría que algo choca con la realidad. Un bosque privado lujurioso rodea las oficinas, que también están cuidadosamente situadas en un edificio que parece tallado en una roca. Me siento como si fuera un emisario de Europa que viene a solicitar refuerzos al ejército de los Estados Unidos. En algunos minutos, llegaré tarde a la cita… 

Antes de penetrar en el territorio feudal, hay que atravesar una barrera con unos guardias que nos piden nuestros papeles. ¿Realmente me están esperando en un lugar como éste? el vigilante aclara sus últimas dudas al mismo tiempo que levanta la barrera. El camino está tan limpio que se diría que acaba de ser dibujado para un libro de cuentos y leyendas de niños. Una delegación encorbatada me espera a la entrada y me acoge cual equipo técnico de un piloto de fórmula uno. Me indican los WC, me dan palmaditas en el hombro, se compadecen de mis desventuras.

Las paredes de los baños son tan lujosas que a uno le remuerde la conciencia cuando hace aguas menores allí (es casi como si uno hiciera sus necesidades en el frutero del salón). Para el pequeño suizo que soy, aquí todo es desmesurado, pero me niego categóricamente a juzgar lo que veo, estoy justo en otra dimensión con otras reglas. Meto mi cabeza bajo el agua del grifo para borrar las últimas señales de cansancio. ¡Es la hora! Como por arte de magia, me encuentro sobre una estrada. El público me observa fijamente, curiosos por escuchar lo que este completo desconocido ha venido a decirles… (A menos que me estén mirando porque todavía me está cayendo agua por la cara).

 

Primera cita

Tengo un vocabulario muy pobre en inglés, pero lo comparto de buen corazón, de todas maneras, este es el que utilizo para hablar. Lo que les comparto tiene el efecto de una llave que me da acceso a sus corazones. La emoción se lee en sus rostros. Desde ahora en adelante, cada vez que me cruce con alguien de ese mundo tan cerrado, me reconocerá como aquel pequeño tipo al que Jesús encontró gracias a un cómic cristiano tirado en el cubo de la basura…

 

Testimonio de K.

Cuando termino, un respetable anciano se sienta a mi mesa y comparte conmigo su testimonio:
- yo era drogadicto, perdido en Nueva York y, como tú, no tenía nada al principio pero me he encontrado con Jesús en un centro de desintoxicación. cuando llamé por teléfono a mi padre, un judío practicante, para decírselo, lloró. Mi madre le tomó el teléfono y me dijo:
- Tu padre no llora de tristeza, sino de alegría, porque nosotros también hemos encontrado a Jesús y llevamos orando por ti desde hace mucho tiempo…
Diez años después, me convertí en el director del centro. Reagan, presidente de los Estados Unidos, vino en persona a felicitarnos y a mí, personalmente, por su buen funcionamiento. Me he convertido en uno de los jefes del departamento de ayuda de McDonald. Ahora estoy aquí, compartiendo mis experiencias con mi prójimo…"

 El hombre me da un toque en el hombro y se va. Me enteraré después de que es uno de los jefes más importantes del lugar, que su presencia, ese día, es excepcional y que después de haberme oído, le mandó un mensaje a los que se reunirían conmigo, para que tomasen en serio mi trabajo.

 

¡Amazing!¡Asome! ¡Wonderful!

¡ que entusiasmo ante mis dibujos! (¡parecía que acababan de ganar todos la lotería!) Todo el mundo parece encantado. ¡El director se ofrece a pagar la semana de hotel!

Después de haber compartido con ellos, me invitan a comer por todas partes, ¡es como si todas las puertas del país se hubieran abierto de par en par! Se habla de hacer una gira en el futuro para que dé mi testimonio y de entrevistas en televisiones, citas con personalidades. ¡El director me pide que le presente ya un boceto del cómic Sin Palabras 2!

 

De regreso a (mi) Tierra

Durante el vuelo de regreso, me parece como si volviera victorioso de una batalla. Tengo la impresión de llevar las maletas llenas de promesas. Pero me siento feliz de volver al taller de mi pequeño país al que amo, porque incluso si tengo que enfrentarme allí a agudos problemas de supervivencia, sin embargo es mi casa, cuya lógica entiendo mejor.

Al poco tiempo la misión me escribe que no van a apoyar mi proyecto de cómic. Pero cuando les pregunto e insisto para saber cuál es el problema, no obtengo ninguna respuesta. Entonces, les digo que si el motivo es financiero, estoy de acuerdo en hacerlo gratuitamente, porque la finalidad de alcanzar a todas esas gentes es más importante que cualquier otra cosa. Pero nadie me responde. Mutismo absoluto…

 

El fracaso

En resumidas cuentas, me encuentro de nuevo en la casilla de salida sin ningún resultado… ¡Aunque yo contaba sinceramente con la intervención de Dios! (?) quizás algo saldrá de esto más tarde…(o no)
Resignado, coloco el libro en un cajón (al lado del proyecto español) y decido volver a otros proyectos. Pero antes de eso… duermo.

 parte 1   parte 2  parte 4


 "
  ["post_title"]=>
  string(45) "¡EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (Tercera parte)"
  ["post_excerpt"]=>
  string(0) ""
  ["post_status"]=>
  string(7) "publish"
  ["comment_status"]=>
  string(6) "closed"
  ["ping_status"]=>
  string(6) "closed"
  ["post_password"]=>
  string(0) ""
  ["post_name"]=>
  string(30) "le-maitre-des-saisons-partie-3"
  ["to_ping"]=>
  string(0) ""
  ["pinged"]=>
  string(0) ""
  ["post_modified"]=>
  string(19) "2016-03-27 17:08:26"
  ["post_modified_gmt"]=>
  string(19) "2016-03-27 15:08:26"
  ["post_content_filtered"]=>
  string(0) ""
  ["post_parent"]=>
  int(0)
  ["guid"]=>
  string(32) "http://www.auderset.com/?p=10879"
  ["menu_order"]=>
  int(0)
  ["post_type"]=>
  string(4) "post"
  ["post_mime_type"]=>
  string(0) ""
  ["comment_count"]=>
  string(1) "0"
  ["filter"]=>
  string(3) "raw"
  ["post_title_ml"]=>
  string(177) "[:fr]Le Maître des saisons (partie 3)[:de]Der Herr der Jahreszeiten (dritter Teil)[:en]The Master of the Seasons – Part 3[:es]¡EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (Tercera parte)[:]"
  ["post_title_langs"]=>
  array(4) {
    ["fr"]=>
    bool(true)
    ["de"]=>
    bool(true)
    ["en"]=>
    bool(true)
    ["es"]=>
    bool(true)
  }
}

¡EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (Tercera parte)

Línea de lleg.. ¡de salida! La obra misionera en cuestión es un enorme terreno rodeado de césped por todas partes. Es un poco como si hubiesen querido poner esa moqueta omnipresente en el interior, también en el exterior. Pero también … More… More…

Posted in Blog | Comentarios desactivados en ¡EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (Tercera parte)
object(WP_Post)#5621 (26) {
  ["ID"]=>
  int(10856)
  ["post_author"]=>
  string(1) "1"
  ["post_date"]=>
  string(19) "2016-03-08 16:28:26"
  ["post_date_gmt"]=>
  string(19) "2016-03-08 14:28:26"
  ["post_content"]=>
  string(9749) "areoport web

 

¡Los aliados!

Tocar fondo para alcanzar la cima.

 

El blanco

Tras una encuesta rápida, me encuentro con que hay una gran misión cristiana que que en cada Navidad da muchos millones de regalos a las familias más pobres del planeta…

No solo se trata de una población que no sabe leer, sino que necesita más que nadie en el mundo, enriquecerse con el más hermoso mensaje de esperanza que existe, el que ayuda a superarlo todo, el que está resumido en mi pequeño cómic.

 

¡¿Y ahora qué?!

Enseguida me doy cuenta de que las direcciones de “contacto” de Internet en realidad no son más que vías muertas. Cuando no están simple y llanamente abandonadas, son severamente vigiladas por cerberos a los que llaman secretarios, cuyo trabajo consiste casi por completo en filtrar los mensajes. (¡No me digas! ¡solo faltaría que una persona vulgar moleste a los líderes molestase a los líderes). ¡A base de coincidencias* encuentro por fin a alguien que conoce a uno de los principales responsables del sector de la juventud de esta Misión! Mi perseverancia a través de los meses para lograr obtener “el” número de teléfono tiene por lo menos el mérito de ser una fuente de inspiración de chistes para mis allegados, pero finalmente… ¡yessss! ¡lo tengo!

Voz del fondo del taller: ¡ja ja ja! ¡sí, pero nunca te va a funcionar!
Tal indiana Jones con su látigo, lanzo una llamada de teléfono a través del continente. (Para ser sincero, estoy un poco asustado…)

*”Coincidencia” ¡ja ja ja! ¡esa palabra. Ja ja ja!  ¡no la resisto!

 

¡Primer contacto!

Sentado en su despacho, el director responsable se hace preguntas acerca de unos antiguos cómics publicados por sus antecesores que acaba de encontrar en los archivos:
- Señor ¿no sería bueno volverlos a hacer?
Como respuesta a su oración suena el teléfono… soy yo quien le llama.
El hombre, todavía en shock, no da muestras de nada, pero quiere saber más.
Una cosa lleva a la otra, por skype en correos oficiales, con la ayuda de una joya llamada Eymecomeriacongustounbueya (ese no es su nombre real) encontrada entre el gentío que me ha ayudado a traducir mi pésimo inglés  (coincidencia alucinante, ella reside a 30 minutos de la Misión), él terminó dándome una cita en su despacho.

(pequeño detalle nada despreciable para mi: ¡este se encuentra al otro lado de la tierra!)

 

Cita con el destino

Mi primera cita (justo antes de la cita en el despacho) será el martes 11 de junio a las 8 en punto. Me conceden 10 minutos para hablar a los 300 responsables de la Misión. Un privilegio excepcional que no será renovado si, por casualidad, llegara tarde. (¿tarde yo…?¡jamás!)

 

Me lanzo al vacío

Tras haber rebuscado a fondo por los cajones el dinero para pagar el vuelo, creo honestamente que no me llegará para pagar un hotel… Pero no me importa, este desafío es muy importante. Vuelo en dirección a Washington, y después tengo que hacer transbordo.

Me encanta hablar con todo el mundo durante el viaje. (¡Yo soy así…!) Al dejar el primer avión, la azafata, contenta por haber podido charlar conmigo en español, me dice:
- ¡Si por causalidad necesitas ayuda, estoy aquí hasta las 11h!
Sin embargo ella sabe que me voy en el avión de las cinco… Tengo un mal presentimiento…
- Señor, por casualidad. ¿estás intentando decirme algo…?
Bah… Mañana por la mañana a las ocho tengo cita con mi destino (e indirectamente con el de millones de personas desfavorecidas) y eso es lo que cuenta.

 

Lo siento, no va ser posible

17h00 el vuelo ha sido cancelado
- ¡No problem! Tendrá otro a las 20h00
Me dice la señora de detrás del mostrador con una sonrisa lastimosa.
20h00: El vuelo ha vuelto a ser cancelado y programado para las 22h00
22h00: El vuelo ha sido definitivamente cancelado.

 

El hueso para el demandante

Ante mi desconcierto e insistencia, la sonrisa de la señora del mostrador ya no es más que un ejercicio muscular. Su voz no oculta su impaciencia. La amabilidad solo es un ligero barniz de gentileza detrás de una indiferencia fría y profesional… Ella me tiende una hoja fotocopiada con unos textos en una lengua incomprensible: el lenguaje administrativo (y además en inglés). Contiene como única solución, el número de un contestador automático donde yo ni siquiera podré dejar un mensaje. Entiendo la idea, esta hoja no es más que un hueso a roer para que el demandante la deje tranquila. Aceptar su hoja, es abandonar. Hay tan poca comprensión en este lugar, que decido dar de la mía (el verdadero responsable se esconde tras ella, comprendo que esta noche tampoco debe de ser fácil para ella). Tomo el papel.

 

La azafata hispana

Aquí no conozco a nadie, estoy muy lejos de mi casa, el aeropuerto va a cerrar y me han rogado amablemente que abandone el lugar unos tipos con pinta de policías que no hacen más que su trabajo y claro, la culpa no es de nadie… (¡otra vez él!)

Por suerte, me encuentro con la azafata hispana. Ella me explica lo que tengo que hacer: es decir… ¡nada!. Me proporciona una manta fina, un estuche con cepillo y pasta de dientes, y aparenta ser sincera cuando me desea buena suerte antes de irse. Finalmente, ella ha respondido a mi primera necesidad, un poco de compasión en este mundo artificial.

 

Abandonado

Perdido… Recorro el aeropuerto con mis maletas y mi guitarra a la espalda.
No es la primera vez que me siento completamente abandonado. Pero este terrible sentimiento de abandono, no es seguramente nada en comparación con el de miles* de personas a las que me propongo ayudar gracias a este viaje…, Porque si yo tampoco entiendo nada de lo que me sucede, al menos sé que Dios seguramente no está lejos.
Parece ser que otra fuerza invisible intenta impedir mi cita. ¡Sin embargo, tengo que llegar,  ellos cuentan conmigo! (o no…) Quién sabe,  quizás un día me den las gracias por haberlo hecho…

(*De hecho son muchas, muchas más, pero digo justo “miles” para que ustedes no me tomen por un exagerado).

 

El territorio de los zombis

Los únicos bancos que encuentro cerca son muy incómodos, y tengo la desagradable impresión de que los han hecho así a propósito, para que un pobre tipo como yo no pueda acostarse sobre ellos. Casi consigo medir la cantidad de falta de compasión necesaria para llegar a pedir a un ingeniero que conciba un banco así. Me acuesto bien debajo de él, para que ningún viandante me pisotee. Si la imitación de suelo de mármol lujoso no está bien conseguida en cuanto al color, sí es excelente en cuestión a dureza. Creo que nunca he apreciado tanto una manta como esta noche.

Estoy reventado, ¡*ç%&/0= ! ¡Tengo que dormir! ¿pero es eso razonable? Porque se está quedando sin batería el móvil que me sirve de despertador y tengo miedo de que no me despierte a tiempo, pero también le falta energía a mi cuerpo. Me duermo… durante la noche, muchas personas vienen a sacudirme a patadas para robarme, ¿o quizás lo he soñado? En todo caso, me siento en el mismo estado que si esto hubiera sido real: ¡estoy muerto! me despierto a cada rato preguntándome si he dormido o no…

Unos extraños zombis deambulan de aquí para allá a mi alrededor… (¡Ah, no, uf! solo es gente sospechosa), me agarro a mis maletas para que no se me escapen si en un descuido mi cansancio arrastra este cuerpo hacia el país del sueño… Con tal de que me despierte a tiempo para mi avión.

 

4h30. Espero detrás de una interminable fila que no avanza (¡caramba! ¿me estaré convirtiendo también un zombi?). La victoria es posible, el avión despega (¡y además estoy dentro!) . Antes de apagarse, mi móvil había recibido un mensaje de mis dos ángeles (pincha aquí para leer esta historia: http://protestantedigital.com/cultural/35571/Los_dos_angeles)

para decirme que están en el ajo. Eymecomeriacongustounbueya y su marido me esperan a la llegada. (Asombroso. ¿Pero entonces eso quiere decir que los contactos de Internet son gente de verdad?)

parte 1     parte 3    parte 4"
  ["post_title"]=>
  string(43) "EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (segunda parte)"
  ["post_excerpt"]=>
  string(0) ""
  ["post_status"]=>
  string(7) "publish"
  ["comment_status"]=>
  string(6) "closed"
  ["ping_status"]=>
  string(6) "closed"
  ["post_password"]=>
  string(0) ""
  ["post_name"]=>
  string(30) "le-maitre-des-saisons-partie-2"
  ["to_ping"]=>
  string(0) ""
  ["pinged"]=>
  string(0) ""
  ["post_modified"]=>
  string(19) "2016-03-27 17:07:58"
  ["post_modified_gmt"]=>
  string(19) "2016-03-27 15:07:58"
  ["post_content_filtered"]=>
  string(0) ""
  ["post_parent"]=>
  int(0)
  ["guid"]=>
  string(32) "http://www.auderset.com/?p=10856"
  ["menu_order"]=>
  int(0)
  ["post_type"]=>
  string(4) "post"
  ["post_mime_type"]=>
  string(0) ""
  ["comment_count"]=>
  string(1) "0"
  ["filter"]=>
  string(3) "raw"
  ["post_title_ml"]=>
  string(181) "[:fr]Le Maître des saisons – (Partie 2)[:de]Der Herr der Jahreszeiten   (Zweiter Teil)[:en]The Master of the Seasons – Part 2[:es]EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (segunda parte)[:]"
  ["post_title_langs"]=>
  array(4) {
    ["fr"]=>
    bool(true)
    ["de"]=>
    bool(true)
    ["en"]=>
    bool(true)
    ["es"]=>
    bool(true)
  }
}

EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (segunda parte)

  ¡Los aliados! Tocar fondo para alcanzar la cima.   El blanco Tras una encuesta rápida, me encuentro con que hay una gran misión cristiana que que en cada Navidad da muchos millones de regalos a las familias más pobres … More… More…

Posted in Blog | Comentarios desactivados en EL SEÑOR DE LAS ESTACIONES (segunda parte)